Etarras arrepentidos y el apocalipsis

 

uribe

Artículo original para Vaho Magazine by Esther Marín Ramos

Dicen que toda gran historia parte de hacerse una sencilla pregunta: ¿qué pasaría si…? Es la capacidad del tiempo condicional de buscar más allá de lo conocido y llegar donde no estamos, sino al mundo paralelo de las posibilidades. Solo en el tiempo verbal de la ficción, que no es futuro ni pasado, dice Slavoj Zizek, es posible acercarse a aquello de lo que nos separan las barreras visibles y, sobre todo, invisibles en las que se mueve la limitadísima realidad. Por eso que el cine puede dar la oportunidad de experimentar temas incómodos, dolorosos y muy complejos, como el que nos trae Imanol Uribe para presentar el Festival de Cine de Alicante este año. Es todo un puntazo contar con uno de los mejores cineastas españoles para recibir el premio Lucentum y el que lo haga con una cinta tan controvertida socialmente y en medio de un costosísimo parto político, todavía más. Si hay algo de interés en la escena política actual es la emergencia de nuevos partidos o confluencias que han logrado visibilizar el tiempo condicional en nuestras cabezas: ¿qué pasaría si… ganara las elecciones quien no las ha ganado nunca? Una posibilidad que ha extremado los posicionamientos de unos y otros hasta el punto de tener que oír cosas que pensábamos no iban a volver jamás.

Aunque se evite aludir a ello, las cosas están tan tirantes que es la primera vez que se repiten elecciones generales en la historia democrática de España. Y, en este contexto, el inicio de nuestro Festival de Cine tiene la casual suerte de presidir el pistoletazo de salida de esta controvertida campaña electoral con Lejos del mar, la última película de Uribe, que plantea la pregunta de qué pasaría si una víctima del terrorismo se encontrara con un etarra arrepentido. Una idea arriesgada con la que vale la pena jugar ahora, cuando todavía resuena el eco de la conmovedora entrevista que Jordi Évole hizo hace justo un año en Salvados al exetarra Iñaki Rekarte y que la presentación de Otegi como candidato a lendakari ha vuelto a poner de plena actualidad. Como vértices de la escisión entre las dos Españas tradicionales, hondea en el ambiente la cuestión más largamente latente en nuestra democracia: ¿Es posible la reconciliación? Sobre la idea que hemos tenido de la política hasta ahora se abren paso nuevas propuestas que plantean abandonar el camino del enfrentamiento y no solo respecto a la antigua banda terrorista. Las confluencias, los pactos entre partidos o la demanda soberanista catalana protagonizan la cesura actual en nuestro país e instan a replantear las reglas.

Pero cambiar no es fácil, especialmente para los que persisten en concebir la política como el espectáculo de los juegos de Panem (Los Juegos del hambre, G. Ross, 2012) donde solo gana el más diestro en la lucha y el más indolente. No sabrían qué hacer si las afrentas ancestrales se disuelven y el enemigo es reinsertado. No sabrían qué hacer sin la seguridad del orden fragmentado que conocen, sin la memoria del golpe que generó la fractura civil y de la dictadura que tan solidamente marcó los límites entre unos y otros. Se revuelven cuando ven que todo aquello que construyeron puede venirse abajo por una suerte de “maricas” que solo saben besarse y unirse entre ellos, ceder, pedir y dar disculpas, por señoras blandas y sensibles, que hablan de poesía y rehúsan las peleas barriobajeras en las que tantas veces se convierte el debate político.

Por eso es especialmente importante en estos momentos acudir al tiempo verbal de la ficción y plantearse nuevas posibilidades: ¿Qué pasaría si la política dejara de ser el fortín del guerrero de más estómago y los sensibles tomaran el poder? ¿Qué pasaría si la sociedad valorara a quien siempre perdió?

Anuncios

¿Que te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s