Claudia Pinto, cineasta: “A mayor poder de la industria, menor porcentaje de mujeres cineastas”

La cineasta Claudia Pinto

Por Esther Marín Ramos para Vaho Magazine

Así de contundente se mostraba la cineasta Claudia Pinto, presidenta del jurado del Festival de Cine de Alicante, al hablar sobre las dificultades de las mujeres para abrirse paso en el mercado cinematográfico. Con su sorprendente ópera prima, La distancia más larga (2013), esta venezolana afincada en Valencia sigue ganando el aplauso del público y la crítica, mientras prepara su próximo largometraje.

¿Cómo valoras la presencia de la mujer en el Festival de Cine de Alicante?

Las obras que han pasado el proceso de selección están en la media nacional, es decir, la participación de la mujer, tanto como autora, como papel protagonista, es muy bajita. Pero desconozco cómo se ha realizado el proceso de admisión de obras. Valoro que el festival haya decidido la presencia de una mujer como jurado, pero, en todo caso, esta presencia debería ser paritaria y extenderse al proceso inicial de recepción de las obras.

Entonces no es lo mismo que la criba la lleven a cabo hombres, aunque digan ser sensibles con el tema de la mujer…

Efectivamente, es necesario que esa sensibilidad con el tema se traduzca en acciones concretas. Formo parte de CIMA, La Asociación de Mujeres Cineastas, y tratamos de conseguir que la paridad sea una realidad por defecto, tanto en los organismos encargados de validar proyectos, como en la autoría de las obras y en quienes las protagonizan. Porque el porcentaje de mujeres cineastas en España es bajísimo, de un 8%.

Pero habrá quien piense que la explicación de esas cifras la tienen las mismas mujeres.

Mi experiencia y la de todas las compañeras que conozco no es esa. Aunque todavía haya menos mujeres cineastas que hombres, su proporción ha aumentado muy rápidamente. Sin embargo creo que el tema de la desigualdad tiene mucho que ver con el poder de la Industria cinematográfica. En los países con mayor poder de la industria el porcentaje de mujeres que consiguen obtener medios para sacar sus creaciones adelante, es mucho menor.

¿Y eso por qué?

Porque aquellos que toman las decisiones, los que se encuentran en los cargos que actúan de filtro de lo que entra y lo que no, son exclusivamente hombres, y eso determina y aumenta el desequilibrio que ya existe. Por ejemplo, yo soy de Venezuela, un país que tiene el porcentaje más alto de mujeres directoras de toda América Latina, un veinticinco por ciento mayor, y ¿por qué? porque en Venezuela el cine es muy autoral, no dependes de una cadena de televisión, de una gran productora para que avale tu proyecto. En consecuencia, las mujeres tienen la misma dificultad que los hombres para sacar adelante sus proyectos y la desigualdad disminuye. Un ejemplo inverso lo tienes en EEUU donde el porcentaje de mujeres cineastas es todavía menor al de España, y ¿por qué? porque necesitas convencer a una infraestructura entera para obtener la financiación necesaria. En el momento que dependes de una gran industria, como mujer lo tienes más complicado, no porque no hayan buenas directoras o no hagan buenas historias o temas que interesen.

¿El problema entonces es el de sortear un poder que sigue siendo predominantemente masculino?

Claro, y que tiene un gusto cinematográfico diferente o basado en estereotipos, sobre lo que la mujer puede contar, muy específicos y discriminatorios. Por ejemplo, la industria desconfía de las mujeres para llevar a cabo obras de grandes presupuestos y dirigidas al público en general, lo que influye, a su vez, para que las cineastas solo se muevan en los temas intimistas, más fáciles de sufragar.

Lo que parece una elección, entonces, no lo es, sino una consecuencia del estereotipo generado por la propia industria…

Eso es, parece que la mujer solo sea buena haciendo películas intimistas, y no se atrevan con grandes producciones, cuando no es así, es que no se las validan.

Tu última película, La distancia más larga, no deja de triunfar allí a donde va.

Es cierto, estoy muy contenta. La distancia más larga ha tenido un recorrido larguísimo. La estrenamos en Montreal en 2013 donde ganó el premio a la mejor película de América Latina y desde entonces, la película no ha dejado de cosechar éxitos. Cuando empezamos a estrenarla, en Venezuela, por ejemplo, estuvo 56 semanas en cartelera. A partir del Goya obtenido el año pasado, el filme ha seguido y sigue exhibiéndose por certámenes de Europa y España.

Una película bellísima, intensa y sobre un tema complicado que, sin embargo, ha calado muy bien entre el público.

Gracias, sí, la verdad es que ha sido la confirmación de que al final la gente va al cine porque quiere sentir cosas y no solo a pasar un rato de diversión. Me gusta hacer esa clase de cine del que te queda siempre algo cuando la película acaba, por eso ha funcionado muy bien con el boca a boca.

Y sin embargo se trata de tu ópera prima que, además, has producido tú misma.

Sí, La distancia más larga ha sido siempre un proyecto muy ambicioso que conllevaba rodar en un lugar donde nunca se había rodado una película, en coproducción, nada sencilla por los temas que toca… De entrada ya era una ópera prima que se sale de lo común, que entra en un esquema más industrial, pero cuando me di cuenta de esto, llevaba tanto tiempo dedicada al proyecto yo sola, que decidí tirar para adelante.

¿Toda una aventura que repetirías?

La autoproducción conlleva mucho trabajo añadido y acabas teniendo que hacer demasiadas cosas tú sola. Por otro lado, su ventaja es que la atención que recibe el filme es mucho mayor que la que podría darle una productora que lleva también otros proyectos. Peleas mucho porque crees en ella más que nadie. Pero lo ideal es producirla con un equipo en quien confíes, que esté a un nivel similar.

¿Es lo que harás en tu próximo proyecto?

Sí, esa es la idea en mi nuevo largometraje, Las consecuencias, que voy a rodar aquí en España. Se trata de un thriller emocional, una coproducción en la que participará también Venezuela y Alemania, y que nace de manera más fácil, gracias a la estela de La distancia más larga, pero con un corte, en parte, muy diferente.

Anuncios

¿Que te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s